Directora del CPEIP: “Hoy el rol de un profesor debe ser el de un facilitador”

  • 04.11.19. La autoridad conversó en el programa Agenda Calidad de Radio Cooperativa sobre los nuevos paradigmas de enseñanza – aprendizaje.

La directora del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Mineduc (CPEIP), Francisca Díaz, participó del programa Agenda Calidad de Radio Cooperativa donde se refirió a la influencia que ejercen los docentes sobre sus alumnos, la importancia de la vocación en la pedagogía y los nuevos paradigmas de enseñanza – aprendizaje, en el marco de las recientes celebraciones por el mes de las y los profesores.

“Hoy en día el paradigma actual pasó de mirar la enseñanza a mirar el aprendizaje. Hoy todo tiene que ver con lo que estudiante asimila y las evidencias se recogen a partir de allí. Entonces es posible identificar aquellas prácticas docentes que promueven mejores aprendizajes”, recalcó Díaz.

La directora del Centro explicó que hoy el CPEIP está abocado a la implementación de la Ley 20.903, la cual que crea el sistema de desarrollo profesional e instala la Carrera Docente, proporcionando mejores remuneraciones, mayores perspectivas de desarrollo y estipulando el aumento de las horas no lectivas.

Nuevo paradigma: desarrollo profesional docente

“Antes trabajábamos en la lógica del perfeccionamiento a través de cursos (…) Ese modelo ha mostrado poco impacto en el cambio de prácticas pedagógicas y el aumento del aprendizaje de los estudiantes. Entonces ingresa con fuerza el paradigma del desarrollo profesional, el cual parte de la base que el profesor aprende mayoritariamente en su lugar de trabajo, con su grupo de pares, y a partir de la reflexión de su propia práctica. En ese sentido, esta ley tiene potencial ya que establece el trabajo colaborativo y la retroalimentación pedagógica como componentes clave para el aprendizaje docente”, señaló.

En esa línea, la autoridad destacó que actualmente todas las iniciativas del CPEIP confluyen en instalar en el sistema la valoración de los establecimientos como verdaderos espacios de aprendizaje, donde tienen un rol clave los directivos y mentores.

Francisca Díaz

“Cuando me formé como profesora me enseñaban a dar clases de forma homogénea, entendiendo que todos aprendían igual. Hoy nos damos cuenta de que ese estilo de enseñanza no promueve los aprendizajes deseados y debemos entrar en la lógica uno a uno. En ese sentido, lo que debe ocurrir ahí, entendiendo que es imposible atender a toda la diversidad, es que el rol del profesor cambie al de un facilitador”, comentó la directora del Centro.

La idea es que el maestro ya no brinde clases ‘a coro’ a sus 40 alumnos, sino que efectúe estrategias como diseñar la clase de tal forma que los estudiantes sean los protagonistas de su propio aprendizaje, ofreciendo distintos roles a los alumnos más aventajados o implementando acciones de trabajo colaborativo, entre otras labores. Ejemplos de estas estrategias se pueden encontrar en el segmento de Formación Local de la web del CPEIP.

En ese mismo punto concuerda el jefe de coordinación territorial de macrozonas de la división de evaluación y orientación de desempeño de la Agencia de la Calidad de Educación, Miguel Schuh, quien también fue partícipe del programa.

“Hoy los profesores tienen un desafío mayor. Como bien decía la directora del CPEIP, hace años atrás trabajábamos para un tipo de alumno de manera homogénea… y hoy en día hay muchos distractores. Entonces necesitamos desarrollar estrategias para que los profesores puedan incorporar el uso de tecnologías en la educación. Eso es tremendamente clave. Tenemos alumnos con necesidades muy diversas dentro de la sala de clases y ahí el componente clave en el trabajo del profesor es que tenga los conocimientos de la disciplina, los conocimientos pedagógicos que le permitan motivar el aprendizaje de sus estudiantes y que además crea en ellos. Los profesores tienen un rol tremendamente relevante, y ese es que pueden cambiar vidas”, señaló.

Escucha la entrevista completa aquí

Directora del CPEIP en Aysén: “Hay consenso mundial en que el buen profesor es aquel que logra buenos resultados de aprendizaje”

  • La autoridad participó del seminario regional de Buenas Prácticas de Desarrollo Profesional Docente que se realizó en Coyhaique.

27 de septiembre de 2019. En el marco del seminario regional de Buenas Prácticas de Desarrollo Profesional Docente que se realizó en la Corporación Cultural Municipal de Coyhaique, la directora del CPEIP, Francisca Díaz, se refirió a los desafíos para avanzar en Calidad Docente y el trabajo que está haciendo el Centro en esta línea.

“La Calidad Docente es un concepto que ha ido variando con el tiempo. Hoy hay consenso mundial en que el buen profesor es aquel que logra buenos resultados de aprendizaje en sus estudiantes, y lo logra con todos ellos, a pesar de tener una clase muy diversa”, comentó Díaz en el auditorio de la Corporación, lugar al que asistieron más de 200 personas, entre ellas autoridades locales y profesionales de la educación.

En ese sentido, la directora del CPEIP explicó que hoy en día Calidad Docente se relaciona con una multiplicidad de factores: Atraer buenos candidatos a estudiar pedagogía, formar buenos profesores y apoyar el ingreso de los maestros principiantes al ejercicio profesional, “algo que ha tomado mucha fuerza el último tiempo”, aseguró. A su vez, indicó, este concepto también se vincula con impulsar el desarrollo profesional docente y saber reconocer su mérito, entre otros elementos.

Calidad Docente

Calidad Docente 

“Actualmente Calidad Docente tiene que ver con distintas etapas. Dejamos atrás el concepto del maestro que tras recibir su título sabía todo. Yo soy profesora, y sé que lo que hacía hace décadas atrás en términos de docencia ya no me sirve. Hoy tenemos un perfil de estudiantes muchísimo más exigente. Estamos en la sociedad de conocimiento y los desafíos en docencia contemporánea son tremendos”, agregó Díaz.

En este contexto adquiere gran relevancia el trabajo que está haciendo el CPEIP en cuanto a la implementación de la Ley 20.903, que instala el sistema de desarrollo profesional docente y permite poder acompañar a los profesores a lo largo de todo su ejercicio profesional. Lo anterior se realiza mediante campañas de atracción a los estudiantes de pedagogía, programas de fortalecimiento de la formación inicial con mentorías, y la evaluación a los futuros profesores a través de la Evaluación Nacional Diagnóstica.

Junto a esto, el Centro está implementando la Carrera Docente, asociada a mejores oportunidades de desarrollo profesional y remuneraciones; y fortaleciendo el área de formación docente y directiva, que ha permitido contar con iniciativas como el Plan de Formación de Directores, entre otras.

Calidad Docente

Desafíos: Establecimientos como centros de aprendizaje

Dentro de los ámbitos hoy relevantes para seguir impulsando el desarrollo de los docentes en la era del conocimiento, la directora del CPEIP recalca que tienen que ver con potenciar el desarrollo de los maestros en su lugar de trabajo, con sus pares, y a partir de la reflexión de su propia práctica.

“El desafío está en hacer de los establecimientos verdaderos centros de aprendizaje docente. Cada uno de ellos debería identificar cuándo aprende. En algunos casos será mediante cursos, en otros, mediante comunidades de aprendizaje. Cada caso es diferente”, enfatizó.

“Ir a un buen curso sirve, pero no es suficiente. El verdadero cambio… la verdadera reforma que todos buscamos es la que debemos hacer en la sala de clases… en la sala de profesores. Es la discusión, el diálogo y el apoyo entre docentes. Es la entrega directiva. Todo esto nos permitirá llegar a mejores aprendizajes”, afirmó Díaz.

Por último, la autoridad subrayó que la Calidad Docente se logra involucrando a todos los actores del sistema educativo, desde quienes diseñan las políticas públicas hasta quienes ejercen liderazgos intermedios. “La solución está dentro de nuestros establecimientos. El gran desafío es apoyarnos unos a otros. Hay niños detrás que dependen de nuestra gestión y de lo que podamos entregarles para transformar sus vidas”, concluyó.

Directora del CPEIP participa de jornadas junto a Michael Barber para analizar el desarrollo docente

  • “Barber enfatizó que está comprobado que las nuevas generaciones de profesores valoran el desarrollo profesional con espacios claros para aprender y buenos equipos”, comentó la autoridad.

26 de agosto de 2019. La directora del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) del Mineduc, Francisca Díaz, compartió junto al educador británico y asesor en gestión e implementación de políticas públicas durante su paso por Chile, Michael Barber.

La autoridad participó primeramente de una actividad junto al Consejo Asesor de Elige Educar en donde Barber abordó los desafíos de la docencia para el futuro y destacó los avances que ha logrado Chile en sus políticas docentes, como un aumento en las exigencias a las carreras de pedagogía en los últimos años, lo cual ha permitido atraer más talentos al sistema.

Como parte de esta actividad Barber enfatizó que “todos los profesores deberían preguntarse a diario, cómo ser mejores mañana, y los sistemas, a su vez, deben permitir que lo puedan hacer cada vez mejor”.

Avanzar en Calidad Docente 

En esta instancia el educador británico también se refirió a cómo avanzar en Calidad Docente y atraer buenos candidatos a estudiar pedagogía, especialmente si se considera el déficit de maestros que se proyecta para los próximos años. “Barber enfatizó que está comprobado que las nuevas generaciones de profesores valoran el desarrollo profesional con espacios claros para aprender y buenos equipos”, comentó Díaz.

En ese sentido, es “clave seguir avanzando en los programas que implementa el Centro con foco en el trabajo colaborativo, como por ejemplo el de Inducción y Mentorías, donde mentor y principiante analizan juntos sus prácticas pedagógicas y comparten sus resultados de aprendizaje”, agregó Díaz.

Este proyecto busca potenciar a los docentes en sus primeros años de ejercicio y apoyar su inserción en las comunidades educativas. Para ello, el educador o profesor que se encuentra en su primer año es acompañado por otro docente con experiencia y destacado desempeño, quien lo apoya y potencia su desarrollo profesional.

Cabe destacar que Díaz también fue partícipe de una charla magistral organizada por el Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica en donde Barber abordó el tema de la modernización del Estado. “Clarificar las prioridades es realmente importante y cómo vamos a medir el progreso”, subrayó el especialista como la primera clave para lograr el “delivery” o cumplimiento de las metas en este ámbito.

“Mucha gente habla de la vocación docente. En cambio, yo hablo siempre de la intuición”

  • Francisca Díaz, quien fue profesora de básica (primaria) durante 13 años, es ahora directora del CPEIP, un organismo del Ministerio de Educación de Chile que contribuye al desarrollo profesional de los profesores. En este artículo, nos cuenta algunas de sus expectativas, su historia y lo que se necesita para ser profesor.

Lorena Tasca
Elige Educar

13 de mayo de 2019. Cuando Francisca Díaz Domínguez habla sobre educación, sobre ser profesora, menciona muchas veces la palabra intuición. Porque para ella, una profesora de educación básica (primaria) que trabajó en sala durante 13 años hace más de 15, la intuición la llevó a querer hacer más; ayudar a sus compañeros y darse cuenta de que la enseñanza era más que eso que le habían enseñado en la universidad: tratar a los alumnos como un conjunto, con ella al frente y una pizarra. Por eso, tras más de 30 años de trabajo en los que se ha enfocado en el desarrollo profesional docente y gestión en educación a través de universidades y fundaciones, desde 2018 es la directora del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Ministerio de Educación de Chile (CPEIP), un organismo que tiene como objetivo contribuir al desarrollo profesional docente, apoyando la formación y el fortalecimiento de los equipos directivos y docentes, con el fin de mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje en las escuelas del país.

“Este es un gran desafío, uno que siento muy propio especialmente por el desarrollo profesional, cómo un profesor transfiere el conocimiento desde un contexto más formal de curso teniendo en cuenta, por ejemplo, el desarrollo emocional (…) Porque actualmente tenemos un gran desafío, tenemos que revisar nuestro modelo y que no quede obsoleto en dos años más. Actualmente la sociedad del conocimiento hoy día propone una manera de aprender muy atractiva que es muy intuitiva, porque por lo general las tecnologías tienen interfaces que fueron desarrolladas por los mejores diseñadores, los mejores informáticos,para poder hacer que el aprendizaje sea amigable, atractivo y eso compite con un profesor que es inseguro, porque está muy cuestionado; un profesor que no tiene todas las habilidades, que está muy demandado, entonces ahí hay una tensión”, dice Francisca.

Para Francisca este es el mayor reto que enfrenta Chile en el ámbito educativo y para ella fue clave durante sus años en aula. “Antes se hablaba mucho de la educación en masa, como un todo. Y yo por intuición, descubrí que los procesos de aprendizaje mejoraban con el uno a uno y trabajando en equipo con otros profesores (…) Por eso, sentí en ese momento que tenía una deuda intelectual, hice un magíster en Psicología Educacional de la Pontificia Universidad Católica de Chile y empecé a mirar las dinámicas internas de un establecimiento, cómo se desencadenan los procesos de mejora al interior de una escuela, cómo funciona la política pública en educación, porque todo impacta ”, explica.

“Hay muchas cosas que te amarran y te obligan a seguir trabajando de la misma manera, por el currículum, la normativa, leyes y una cantidad de cosas que no te están promoviendo una pedagogía contemporánea y más moderna. Entonces, hay que ser doblemente fuerte, para poder romper esos paradigmas. Hay que atreverse a hacer cosas distintas, hay que levantar voz, creer que se puede, probar, experimentar… pero de forma rigurosa, obviamente. Y siempre buscar mejorar”, considera.

Demostrar que siempre se puede mejorar, también fue clave para ella en lo personal, ya que su padres no estaban convencidos de que estudiara pedagogía.

Cuando ella presentó la Prueba de Selección Universitaria, sacó un alto puntaje en matemática, lo que era ideal para estudiar carreras como ingeniería o medicina. Pero ella insistió en estudiar pedagogía aunque sus padres consideraban que no era la decisión correcta. “La verdad es que nunca los convencí, porque no había mucho acuerdo, pero sí había cierta autonomía y libertad, entonces en ese sentido creyeron un poco en mí, aunque no muy convencidos. Después me acuerdo que mi padre me dijo que si iba a ser profesora, tenía que ser la mejor. En ese sentido, creo que él pudo ver a través de los años que esta fue una profesión en la que me pude ir desarrollando, fui feliz siendo profesora, encontré un desarrollo profesional y personal”.

Esta era una decisión que Francisca había tomado desde los 11 años de edad, cuando ponía a los vecinos, hermanos y primos en fila, y daba una clase sobre el tópico que se le ocurriera, inspirada en algunas tías profesoras de la familia, en una época en que la profesión docente no estaba tan valorada, según cuenta. Y es la valoración docente, un aspecto en el que Francisca considera que sí se han logrado varios avances.

“Creo que actualmente, en Chile, no hay quien te diga que la educación no es importante y eso hay que hacerlo notar con mucha más fuerza”.

El principal objetivo actualmente es centrarse en las nuevas demandas del aprendizaje y en pensar en un modelo que ponga al estudiante en el centro. También en demostrarle a los profesores que la profesión no se desarrolla únicamente en un colegio. Y Francisca es un claro ejemplo, porque tras sus años de docencia en establecimientos privados y de sentir que le faltaba desarrollarse en ámbitos públicos, pudo empezar a brindar asesorías a escuelas públicas en temas relacionados con gestión instruccional y acompañamiento docente. Años después, llegó a cargos universitarios; el último que desempeñó antes de llegar al CPEIP fue el de directora de Postgrado y Educación Continua de la Universidad Diego Portales.

“Los establecimientos universitarios tienen una cosa muy encapsulada, muy cerrada, que en el fondo hace que este vínculo con la vida real sea distante y eso les juega en contra. Juega en contra para el desarrollo profesional de los profesores, es sabido que muchos de los profesores que trabajan en colegios después salen a otros ámbitos y se encuentran con un camino laboral que estaba un poquito trunco, del que no sabían nada. Hay más espacios de desarrollo, más allá del colegio, y eso hace falta, hay que desarrollar eso. Se necesitan más profesionales en el ámbito de políticas públicas, por ejemplo. Al menos en la educación básica o educación párvulos, hay docentes que tienen la experiencia en sala y tienen la técnica o la capacidad para dar clases universitarias, pero se necesita en esta área más académicos, más personas que muestren todas las posibilidades que hay en este mundo. Si queremos seguir trabajando en valoración y en mejorar nuestras educación, necesitamos desarrollarnos en todos los aspectos”, explica Francisca.

“Yo también partí con el foco de hacer clases, sólo eso. Para mí ser profesora consistía en mostrarle el mundo a otros”.

La principal razón por la que Francisca siempre quiso ser profesora, es porque desde muy pequeña se sintió con esa capacidad de explicarle el entorno a otros. “Y todavía me pasa, algunas veces quizá me veas en la calle explicándole algo a un desconocido. Pero, insisto que para ser profesor se necesita mucho más, mucha gente habla de la vocación, yo hablo siempre de la intuición, fue realmente clave para mi. Se necesita para ser profesor, para ver los procesos de aprendizaje de cada uno, para tener la capacidad de dar y recibir feedback, para trabajar en equipo, delegar, apoyarse entre docentes. Creo que los que estén pensando en ser profesores, también tienen que dimensionar que ser profesor es una de las profesiones que requieren mayor rigurosidad, de seriedad y profesionalismo. Si están conscientes de eso, está bien”.

Ver el artículo en Elige Educar 

Elige Educar

CPEIP articula trabajo con instituciones clave en la formación de los futuros profesores

 

  • El CPEIP se reunió con la Comisión Nacional de Acreditación y el Consejo Nacional de Educación para abordar la propuesta de estándares para la formación de los futuros profesores, la evaluación diagnóstica aplicada a los estudiantes de penúltimo año y la vinculación de ambos procesos con la acreditación de carreras de pedagogía que realiza la CNA.

El martes 16 de abril se realizó la primera mesa de trabajo entre el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Mineduc (CPEIP), la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) y el Consejo Nacional de Educación (CNED), encuentro que tuvo por objetivo articular el trabajo entre estas tres instituciones que tienen un rol clave en la formación de los futuros profesores.

En la ocasión, el CPEIP presentó los principales aspectos de la propuesta de Estándares para la formación de los futuros profesores, actualmente en revisión del Consejo Nacional de Educación (CNED). Estos estándares se refieren al núcleo esencial de conocimientos disciplinarios y pedagógicos que deben tener los profesores una vez finalizados sus estudios universitarios, y serán una base para la acreditación de las carreras de pedagogía que realiza la CNA.

Francisca Díaz, directora del CPEIP, explicó que la actual propuesta de Estándares para la Formación Inicial Docente es parte del Marco Referencial para la Calidad Docente que está diseñando el CPEIP, y que consiste en la articulación de los tres instrumentos orientadores de la profesión docente: los Estándares para la Formación Inicial, el Marco para la Buena Enseñanza y los Estándares de Desempeño Profesional Docente.

De este modo, el Marco Referencial para la Calidad Docente permitirá orientar y vincular la formación de los futuros profesores y el aprendizaje de los docentes en servicio, articulando y potenciando el desarrollo a lo largo de toda la vida universitaria y profesional. Todo el quehacer del CPEIP se unirá bajo este Marco Referencial, que permitirá contar con un perfil de la docencia contemporánea. Este perfil permeará la evaluación diagnóstica de la FID, los programas y acciones formativas, el liderazgo y la elaboración de instrumentos de evaluación. De esta manera, se trata de un foco de trabajo sólido en pos de la labor de nuestros docentes”, señaló Díaz.

En este sentido, la directora del CPEIP destacó el vínculo con otras instituciones clave, como es la CNA, ya que “es importante que podamos alinearnos, estrechar vínculos y construir una visión común en esta línea”.

Alejandro Sotomayor, jefe Departamento de Agencias y Pregrado de la Comisión Nacional de Acreditación, explicó que “es fundamental que el CPEIP y la CNA, junto con otros organismos, estemos permanentemente coordinados en lo que tiene que ver con acreditación de carreras de pedagogías”.

“Ha sido una reunión muy provechosa para nosotros, pues nos permitió abordar los aspectos en que podemos apoyarnos mutuamente y sobre lo cual podemos elaborar líneas de trabajo para más adelante”, concluyó Sotomayor.

CPEIP CNA

 

Comienza curso que fomenta la enseñanza de lectura comprensiva y escritura en primero básico

  • El curso del CPEIP ya se inició en las regiones de Valparaíso, Maule y Metropolitana.
  • En las próximas semanas partirán las clases en las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins, Ñuble, Los Lagos y Aysén.

Cerca de mil docentes de todo Chile participarán de la primera edición del curso que potencia la enseñanza de lectura comprensiva y escritura en primero básico. Esta acción formativa es realizada por el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas del Ministerio de Educación (CPEIP), en el marco del programa de gobierno Leo Primero, que busca que todos los niños del país aprendan a leer en primero básico.

“Este curso es tremendamente relevante para el Ministerio de Educación. Creemos firmemente que es clave que los niños y niñas aprendan a leer comprensivamente en primero básico, pues la lectura es la base para el desarrollo de aprendizajes posteriores. Y también estamos conscientes del retraso que genera no contar con esa herramienta en los primeros años”, señaló la directora del CPEIP, Francisca Díaz.

Asimismo, manifestó que “enseñar a leer en primero básico es un tremendo desafío, pero -por otro lado- es un tesoro que nosotros como profesores le podemos entregar a cada niño y niña. Ustedes como docentes tienen la oportunidad de generar ese cambio, de marcar una diferencia en cada estudiante, por eso, les agradecemos que estén aquí. Para el país es importante lo que están haciendo”.

El Curso

Este curso está dirigido a profesores que hacen clases de Lenguaje en primero básico en establecimientos que reciben financiamiento del Estado. La selección priorizó a aquellos que trabajan en establecimientos con desempeño Insuficiente o Medio Bajo, según la categorización que realiza la Agencia de Calidad. Durante el periodo de gobierno, este programa proyecta beneficiar a cerca de 3.500 profesores.

Además de enseñar estrategias de desarrollo de la lectura comprensiva en primero básico y escritura a través de distintas metodologías, este curso busca fortalecer en los docentes las destrezas que apunten al fomento y disfrute de la lectura de los niños(as), incorporando en el trabajo diario la diversidad de géneros discursivos y cómo se trabaja cada uno de ellos en el aula. A su vez, desarrollar las habilidades necesarias para hacer una planificación diaria, semanal y anual que considere todos los subprocesos y procesos lectores y de escritura, analizando su progresión.

Ver galería de imágenes

CPEIP Leo Primero

Chile necesita los mejores profesores

miércoles, 06 de febrero de 2019

Opinión
El Mercurio

Señor Director:

En relación con la nota publicada el 25 de enero en «El Mercurio», titulada «Beca Vocación de Profesor pierde fuerza entre jóvenes, a pesar de otorgar más beneficios», considero importante destacar algunos puntos que han quedado fuera del análisis. Primero, que la matrícula en pedagogías ha aumentado en las universidades de alta acreditación. De hecho, el estudio del Observatorio de Formación Docente de la U. de Chile, citado en el artículo, señala que si bien la matrícula de primer año de las carreras universitarias de Educación en 2017 ha caído en alrededor del 27,3% respecto de 2011, esta caída se localiza principalmente en el 42% de programas que en 2011 eran de baja acreditación y que han dejado de funcionar.

Esta misma investigación señala que la matrícula en las carreras de pedagogía se está concentrando actualmente en los programas con mayor nivel de acreditación. Cabe destacar que mientras en 2011 apenas un 12,4% de los futuros profesores se inscribía en programas de alta acreditación, en 2017 esta proporción subió a 56,6%, es decir, hay tres veces más que los matriculados hace seis años. Esto significa que los docentes del mañana están prefiriendo centros de estudios que desempeñan una mejor función, apostando por la calidad. Esto es algo que, sin duda, debería alegrarnos y animarnos a continuar por este camino.

Tanto el Ministerio de Educación como la Comisión Nacional de Acreditación y el Consejo Nacional de Educación tenemos un rol clave en esta materia, principalmente en lo que respecta a orientar, fortalecer y evaluar. No obstante, el actor principal en esta discusión deben ser las propias universidades. Es primordial que las facultades de Educación estén al centro de los proyectos institucionales. Un mayor esfuerzo en esta línea, de la mano de la Ley 20.903 -que establece que a partir de este año solo las universidades acreditadas podrán matricular nuevos alumnos-, permitirá avanzar en la calidad docente desde la formación inicial. El futuro puede ser esperanzador, pero requiere de trabajo y voluntad.

Francisca Díaz

Directora Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP), Ministerio de Educación

CPEIP participa de jornada de la DEG para potenciar el trabajo territorial

Este 12 y 13 de marzo pasado, el CPEIP participó de la actividad organizada por la División de Educación General (DEG) que tuvo por objetivo conocer los énfasis y líneas de trabajo en torno al trabajo territorial de los distintos actores del Mineduc para la mejora del sistema educativo y, adicionalmente, abordar el Plan “Escuelas Arriba” para los establecimientos que hoy tienen la categoría de «insuficiente”.

Los jefes de Educación de las Secretarías Regionales Ministeriales, los jefes de los Departamentos Provinciales de Educación y los jefes técnicos provinciales se reunieron en Santiago en torno a este objetivo. De forma adicional, la DEG entregó a los equipos regionales información detallada de las características específicas de los establecimientos insuficientes de sus territorios.

En esta instancia, la directora del CPEIP, Francisca Díaz, se refirió a la importancia del Desarrollo Profesional Docente. “Antes estábamos situados en el paradigma del perfeccionamiento docente, que se caracterizaba por centrar la responsabilidad de la Calidad Docente en una sola persona: el profesor. Hoy, el desafío es instaurar un nuevo paradigma de Desarrollo Profesional Docente a nivel social, donde involucremos a diversos actores. Tener mejores profesores es una responsabilidad de todos”, comentó.

Plan Local de Formación

A su vez, el coordinador de la Unidad de Formación Local, Robinson Lira; y el coordinador de la Unidad Técnica de Desarrollo Territorial del CPEIP, Felipe Garrido, se refirieron a la importancia del trabajo del CPEIP en torno a la construcción de un Plan Local de Formación pertinente, donde se pueda dar un mayor énfasis a lo local. Es decir, que sea acorde a la realidad en donde el profesor está inserto; y también, al apoyo que a esta construcción del Plan Local aportan los Comités Locales de desarrollo profesional docente.

El Plan Local de Formación para el desarrollo profesional es el instrumento por medio del cual la escuela se organiza y define acciones para el mejoramiento continuo de sus docentes, promoviendo el trabajo colaborativo entre estos y la retroalimentación de sus prácticas pedagógicas. Comprende procesos en los cuales los docentes, en equipo e individualmente, preparan el trabajo en el aula; reflexionan sobre sus prácticas de enseñanza-aprendizaje; y se evalúan y retroalimentan para mejorar esas prácticas. Las acciones consignadas en el Plan Local se despliegan en la escuela, movilizando sus recursos, con el fin de fortalecer aprendizajes de las y los estudiantes priorizados por la comunidad educativa.

Los coordinadores del CPEIP enfatizaron que el Plan Local de Formación se debe situar en el espacio donde profesoras y profesores interactúen con estudiantes y desplieguen conocimientos y habilidades con el propósito que aprendan.

Plan Leo Primero: CPEIP participa de jornada con sostenedores

Ante un auditorio compuesto por más de 280 sostenedores de la Región Metropolitana y otros puntos del país, se llevó a cabo el pasado 31 de enero la Jornada de Sostenedores de la Región Metropolitana de las escuelas que optaron por el Plan Leo Primero, programa de gobierno que tiene como objetivo primordial que todos los niños del país aprendan a leer en primero básico.

En esta instancia realizada en el Edificio Bicentenario, participaron como expositores la Ministra de Educación Marcela Cubillos y la Coordinadora General de la Unidad de Currículum y Evaluación, Jesús Honorato. También estuvo presente la directora del CPEIP, Francisca Díaz y la encargada del Plan Leo Primero, María Paz Gana, quienes tuvieron la posibilidad de dialogar con sostenedores sobre temas clave en el marco de un trabajo práctico.

Leo Primero

La Ministra Cubillos enfatizó que el Plan Leo Primero es una muestra concreta del compromiso del Presidente Piñera por mejorar la calidad de la educación en todos sus niveles. “Es un plan que para nosotros es fundamental. Hoy, a través de esta jornada, le queremos pedir a todos ustedes el apoyo para implementarlo. Sin el apoyo de los sostenedores, no vamos a poder lograr que los profesores de primero básico tengan la importancia que necesitamos que tengan, y no vamos a poder implementar toda esta planificación que existe para lograr los resultados que esperamos. Por eso es tan importante para nosotros su presencia acá y a través de streaming”, señaló.

Hallazgos de estudios

En la jornada, se explicitaron los hallazgos de los estudios sobre el aprendizaje de la lectura en la última década que muestran una estabilidad en los resultados. Un 58% se mantiene en un nivel insuficiente y elemental. Otros estudios muestran que solo un 5% de aquellos alumnos insuficientes en 2°, logran repuntar en 4° básico.

Asimismo, evidenció la importancia que tienen las experiencias de aprendizaje de la primera infancia para la calidad de la comprensión lectora en los primeros años de educación. Allí se crean patrones que impactan la trayectoria escolar, la motivación académica y los logros de los estudiantes.

Finalmente se planteó que un sostenedor que logra que todos sus alumnos aprenden a leer, acorta la brecha y da oportunidades reales para cada estudiante.